Libros > FRANCISCO MARTÍN ANGULO

“La escapada de los elegidos”.SCAPE. Páginas 325. Oviedo, 2000

Francisco Martín Angulo nació en Medina de Pomar (Burgos), en 1938. Se ordenó sacerdote en 1961 y pasó un tiempo perfeccionando estudios en Roma, desde el curso 61-62 en el Colegio Español. Allí iban los seminaristas que destacaban en sus respectivas diócesis, semillero de futuros vicarios generales y obispos. Eran tiempos del concilio Vaticano II. En el 64 es destinado a una parroquia de los suburbios obreros de Burgos, la ferroviaria de San Pedro y San Felices. Se embarca en la construcción de un centro social para el barrio, que termina siendo de titularidad episcopal y como colegio concertado. Los avatares de esta experiencia le llevan a tomar la decisión de abandonar el sacerdocio y estudiar en Madrid, donde se doctora en Psicología. Desde 1970 vive en Asturias y trabaja en HUNOSA como psicólogo.

 

En realidad, Francisco Martín Angulo ha contado aquí su propia historia, pero en forma de investigación realizada por sus hijos, intrigados por los clichés al uso y empeñados en descubrir el secreto que esconde la vida de su padre. El libro adopta la forma autobiográfica de los cuadernos de notas o diarios, por un lado, distinguidos en cursiva, y por otro, las entrevistas a compañeros y conocidos, que en realidad son también monólogos, aunque partidos en trozos dialogados.


El autor es gran observador y tiene buena pluma. Dos grandes aciertos son, por un lado, pulverizar las explicaciones vulgares de la numerosa secularización de los años finales de los 60 y los 70 en España. Por otra, la riqueza del análisis que realiza de la situación de la Iglesia en la diócesis en que ha vivido el autor, Burgos. Además de la descripción del Madrid universitario y del los efectos del mayo del 68 francés.

 

En efecto, la idea de que los curas se marchaban por culpa del celibato y de las mujeres fue inducida por la Iglesia misma, ya que no tenía otra manera de “reducir al estado laical” a un sacerdote que acogerse a la encíclica “Sacerdotalis coelibatus” de Pablo VI, 1967. De otra forma hubiera tenido que recurrir a figuras jurídicas mucho peores, como la apostasía. De ahí que el tema estrella de las secularizaciones era la cosa sexual, las mujeres, la familia y los hijos.


Tras la lectura de este libro te queda claro sin casi darte cuenta de la complejidad del tema y del conjunto de causas que contribuyeron a la secularización.

 

La primera parte del libro discurre en la descripción de la infancia en Medina de Pomar durante los años 40 y la vida del internado en el seminario. Era por entonces bien dolorosa y llena de penurias, difícil de comprender para los chicos de ahora. Y seguramente no había mucha diferencia entre los hospicios, los colegios de huérfanos, los seminarios y los internados de colegios de pago.


El desprecio y la indiferencia con que la Iglesia se desprendió de sus religiosos, monjas y sacerdotes, tratándoles como renegados y apestados, lo hemos visto reproducido después en las escisiones de partidos políticos o sindicatos. “Quedamos los mejores”, decían unos y otros, por ejemplo, el PC cuando marcharon los “eurocomunistas”.

 

En resumen, un trabajo muy digno de elogio, con muchas historias concretas de personas, curas secularizados y otros que siguieron en sus diócesis, y el transcurso de sus vidas. Un análisis nada vulgar ni complaciente, antes bien sereno y complejo.


JOSÉ A. SAMANIEGO