Libros > CARLOS ESCUDERO

“Jesús, Novedad Radical”.

Breve currículum del autor:
     Toda la carrera de Carlos Escudero Freire ha sido de carácter bíblico. Es licenciado en Ciencias Bíblicas por el Pontificio Instituto Bíblico de Roma (1962-1965). Fue profesor del Evangelio de Lucas y de Hechos de los Apóstoles en Sevilla, Salamanca y Barcelona (1965-1970). Inició la tesis doctoral sobre la Cristología de la Anunciación, en Jerusalén, bajo la dirección de  Pierre Benoit (1971-72), y la continuó  en Roma, bajo la dirección de Max Zerwick, profesor del Pontificio Instituto Bíblico (1972-74). En 1974  fue proclamado Doctor en Teología por la Universidad Gregoriana. Volvió a ser profesor de Lucas y Hechos en el Centro de Estudios Teológicos "San Telmo" de Sevilla (1974-76). Por motivos personales, pidió un año de reflexión en Roma. Allí escribió el libro Devolver el Evangelio a los pobres, que fue publicado por la Editorial Sígueme de Salamanca a comienzos de 1978. En verano de 1977 pidió la secularización. Trabajó como profesor de inglés y de francés con los PP. Agustinos de Sevilla hasta su jubilación en septiembre de 1999. En 2003 la Editorial Nueva Utopía de Madrid  publicó su libro Jesús y el poder religioso. El Evangelio y la liberación de los oprimidos.
      A primeros de noviembre de 2009 ha sido publicado por la Editora Bubok (www.bubok.com) su último libro: Jesús, novedad radical. A vino nuevo, odres nuevos: Marcos 2,22.

 

Resumen del libro:
      El  hilo conductor del libro es la novedad absoluta de Jesús en relación al Antiguo Testamento.  Tanto su persona, como su actividad y mensaje desbordan las previsiones del Antiguo Testamento sobre el Mesías.  Son también novedad, la revelación que nos hace Jesús de Dios Padre, y la presencia continua y desconcertante del Espíritu de Dios en creyentes y no creyentes.  
En el primer capítulo el autor hace ver que los evangelistas, de diversas maneras, hablan de Jesús, de su actividad y mensaje como de algo radicalmente nuevo y definitivo. Es decir, Jesús no viene a completar el Antiguo Testamento, sino a iniciar algo totalmente nuevo: el reinado de Dios como Padre de todos los pueblos de la tierra. Los valores propios de este reinado constituyen también una gran novedad. La teología de la liberación, parte esencial del reinado de Dios, hunde sus raíces en el corazón del Evangelio, para liberar y hacer recobrar la dignidad a los seres humanos oprimidos. Jesús la proclamó y la llevó a cabo en su contenido esencial.
       En el segundo capítulo el autor hace ver que Jesús posee la plenitud del Espíritu Santo desde su concepción. Por eso aparece como la nueva creación y el Hijo de Dios en sentido único. A su vez, nos envía su propio Espíritu para hacernos hijos de Dios; por el Espíritu experimentamos la hermandad universal  -excluyendo así el dominio y el sometimiento de unos seres humanos a otros-. El Espíritu también nos da conciencia de ser personas libres. Esta condición de ser y sentirnos libres es esencial y sagrada,por esonunca debemos renunciar a la libertad, ni permitir que nos manipulen, tanto las instituciones religiosas, como las de carácter civil.  
 
       En el tercer capítulo el autor hace ver que Jesús es el rostro visible de Dios Padre y su confidente, es decir, al Padre, que es Espíritu, lo conocemos normalmente a través de Jesús. Y el Padre de Jesús se ha revelado al mismo tiempo como Padre de toda la humanidad,  echando así por tierra las barreras discriminatorias establecidas por los seguidores de el Dios de Israel. Esto constituye una auténtica revolución en la teología. Del Dios del temor, lejano,  imprevisible y exigiendo sacrificios expiatorios por el pecado, pasamos al  Dios del amor, de la comprensión y de la misericordia, porque somos realmente sus hijos.
       El libro va dirigido a cristianos inquietos y en situación de búsqueda, que no rechazan a Jesús de Nazaret, aunque pueden tener dificultades con la Iglesia jerárquica, a la que rechazan, sobre todo, por su cerrazón e intransigencia. El libro puede llegar también a personas de cualquier raza, nación y religión que luchen, por medios pacíficos, en favor del desarrollo y crecimiento del ser humano, devolviéndoles la libertad y una condición social digna a los oprimidos y explotados. El Espíritu de Dios, no controlado por institución alguna, hará un solo pueblo con todos estos colectivos. Se trataría de la sorpresa histórica del Espíritu.
      El autor evita los tecnicismos, o los explica. Escribe con un lenguaje claro y conciso. Sigue el método histórico-crítico, por eso ha tenido en cuenta la luz que arrojan sobre los Evangelios el resto del Nuevo Testamento y el Antiguo, y todas las ciencias auxiliares, como la  historia profana, la arqueología, la sociología, o la historia de las religiones.

     

En relación con las diversas fuentes que utilizan los evangelistas, el autor sigue  la así llamada  Historia de la redacción: cada evangelista utiliza las fuentes que ha tenido en su poder con libertad suprema, teniendo siempre en cuenta las comunidades cristianas a las que se dirige y los fines teológicos que persigue.

     

La presentación  del libro está  hecha por José María Castillo

     


Para ver o adquirir  el libro entra en: www.Bubok.com;  haz clic en:  Librería.

Vuelve a hacer click en:  Religión y filosofía  y ahí busca el título de libro:

Jesús, novedad radical
A vino nuevo, odres nuevos: Marcos 2,22

 

 

Presentación general del libro

 

Entrevista a Carlos Escudero

 

Cómo comprar el libro